viernes, 20 de enero de 2017

Mark Lanegan, "I'll take care of you" (Brook Benton)


Si me lo permitís/ esto es lo que voy a hacer/ voy a cuidar de vos

Los versos son de Brook Benton, la voz es la de Mark Lanegan, pero bien podría tratarse de una mas que apropiada declaración de principios firmada por un Musica Cretina recuperado, asomándose a un 2017 en el que todo parece indicar que vamos a necesitar alguien que cuide de nosotros. Porque son muchos a los que no les importamos en lo más mínimo. Así que no hay nada de casual en que estos versos sean practicamente los primeros que se escuchen abriendo el primer no-programa del año, desde un clásico de comienzos de los años sesenta, firmado por Benton pero cantado por primera vez por Robert "Bobby" Bland, en una versión original sorprendentemente parecida --y que subraya increíblemente aún más el arreglo de órgano-- a este cover a cargo de Mark Lanegan, el primer crooner del grunge. O segundo, si sumamos a Greg Dulli al club. Pero mientras que los Afghan Whigs nunca escondieron su fanatismo por el soul, con Lanegan la cosa fue distinta. Después de todo, era el lider de The Screaming Trees, la banda cuyo bautismo siempre definió mejor que ningun otro a la música del marítimo y boscoso norte de la costa oeste norteamericana, cuyo centro es Seattle: Los Arboles Aullantes. El aullido de Lanegan, sin embargo, empezó a bajar de tono para sus discos solistas. Así fue como le empecé a prestar atencion, por un disco llamado Whiskey for the Holy Ghost, que incuía un tema titulado directamente Borracho. Sí, así como suena, en castellano. Amigote de Kurt Cobain, es en una grabación inicática entre ambos --a la manera del Años de Milanés en versión Andres Calamaro y Luca Prodan-- que se plantó la semilla que terminaría con Leadbelly en el Unplugged in New York de Nirvana. Con el paso de los años, lo que era apenas una carrera paralela para Lanegan se terminó convirtiendo en su camino principal. Dejó a los arboles aullando allá en Seattle, se cortó el pelo, y terminó siendo crooner de tiempo completo, papel bajo el que ha reincidido en sus visitas porteñas, una de ellas nada menos que junto a Dulli (dieron un show extraordinario en una La Trastienda semi vacía, una apropiada noche de lluvia). Pero el disco que lo confirmó en esa senda data de 1999, y es un admirable álbum de covers, titulado justamente con este tema, I'll take care of you. Mapa paralelo de la canción nortemericana del siglo pasado, va desde Jeffrey Lee Pierce (algo que comentamos mucho con Sergio Rotman) a Tim Hardin y Eddie Floyd. Pero este ruego y promesa a la vez es el tema que mejor define a los sobrevivientes y complotados de un mundo que no fue, así como tanto la carrera de Lanegan como el panorama que nos espera. Amé y perdí/ igual que vos, canta el buen Mark y suena en Música Cretina. Y celebro --y también lamento, así estamos-- poder anunciarles que esto recién empieza.

martes, 27 de diciembre de 2016

Ben Waters c/PJ Harvey, "Lonely avenue" (Doc Pomus)


Mi cuarto tiene dos ventanas/ pero la luz del sol nunca pasa a través de ellas

Aunque me fui de vacaciones sin dejar listo un nuevo Musica Cretina, supongo que ya todos sabrán que quedó un no-programa navideño disponible para escuchar. Se trata del primer rescate de esta temporada estival, cinco años añejo, pero tan actual como todo lo que parece estar regresando en este año en el que no parece haber término medio, ya que todo parece volver amenazante o sino irse tristemente para siempre. Tanto entre amenazas como tristezas, lo que por suerte nunca falta es buena música, y los clásicos son clásicos porque están hechos de lo mejor. Y uno de los mejores siempre fue un tal Jerome Solon Felder, mas conocido como Doc Pomus, autor de una buena lista de clásicos inmortales como este Lonely avenue, que supo ser éxito para Ray Charles alla por los años 50. Supe de la existencia del buen Pomus gracias a un álbum homenaje que apareció a mediados de los 90, por el que pasaban los sospechosos habituales, como The Band, Los Lobos o Bob Dylan, nada menos. Con esos tres nombres ya queda claro que el album es un discazo, pero lo que lo hacia realmente atípico es que había algunos sapos de otro pozo –de otro pozo que el del country & blues, quiero decir– como Brian Wilson o nada menos que Lou Reed. Till the night is gone: A tribute to Doc Pomus es una de las gemas de mi discoteca desde entonces, no solo por los temas y sus intérpretes, sino porque viene acompañado de un gran librillo interno lleno de testimonios recorriendo la increíble vida del Doc. Quienes quieran saber mas –o acompañarme en el sentimiento– pueden conseguirse el homenaje, buscar la biografía (gracias Verdesio por conseguirmela, no me la traje de vacaciones pero me espera en casa) o también el documental que da vueltas por ahí, estos dos últimos –libro y película– bautizados con el título de esta, su canción insignia, su primer éxito como compositor, su himno de la Avenida Soledad. Una ruta  que conoce muy bien P J Harvey, que le pone voz a esta mugrienta versión, incluida en otro disquito homenaje, en este caso a Ian Stewart, aquel legendario pianista inicial de los Stones devenido en road manager porque no encajaba en la imagen del grupo, pero que ofició de guardian de su espíritu blusero desde las sombras (y que, ahora que lo pienso, desde estar revolcándose de placer en su tumba, escuchando el nuevo disco de sus chicos). El responsable de ese disco –titulado Boogie 4 Stu-- es otro pianista, Ben Waters, que pudo sumar a P J porque la nativa de Yeovil creció escuchando la colección de discos del buen Stu, un gran amigo de sus padres. De hecho, esta versión de Lonely avenue fue grabada en el living de su casa paterna, ya que allí se encuentra nada menos que el piano del mismísimo Ian Stewart. Y después de toda esta sarta de minucias y casualidades, no hay nada minimo ni casual en hacer play y dejar sonar ese himno que anuncia que podríamos llorar, y llorar y llorar. La Avenida Soledad nos espera, después de todo. Aunque no seamos pocos los que deambulemos por ahí, a apenas una semana de que este 2016 se vaya para no volver. Una espera que se puede hacer mas sencilla cliqueando en el link de la columna de aca al lado, dejando sonar enterito el no-programa de esta navidad y fin de año, rescatado y tan actual, como les dije antes. Volver, ya saben, o irse para siempre. 

lunes, 26 de diciembre de 2016

Randy Newman, "Short people"


La gente pequeña/ no tiene nadie para amar

Sucedió años atrás en un hotel porteño, no me acuerdo en cual. Apenas terminamos la nota, el entrevistado se acercó al piano para las fotos de rigor. “Es la única ventaja de salir de gira promocional de una película como autor de la banda de sonido”, bromeó. “Te dan la habitación mas grande, porque tiene que haber lugar para un piano”. Acto seguido, Randy Newman se acomodó ante las teclas, se olvidó del fotógrafo, y me preguntó con una sonrisa generosa: “¿Qué tema querés que toque?” Nunca me voy a olvidar de ese momento. Por entonces había encontrado un lugar escribiendo de cine en la sección espectáculos de Pagina12, una época en que los críticos –digamos- “serios” aun no habían prestado atención a la revolución creativa que estaba explotando dentro del ámbito de los dibujos animados. Mientras tanto, yo estaba disfrutando como loco con las maravillas que estaban empezando a asomar, especialmente gracias al trabajo de la gente de Pixar, con John Lassiter a la cabeza. Fanatico de Randy Newman, Lassiter lo había contratado para la primer Toy Story, y el atrevimiento había pagado con creces, especialmente con un clásico instantáneo como You’ve got a friend in me. Para la segunda parte, gracias al éxito asegurado después del bombazo de la primera, el capo del estudio de San Francisco se estaba dando algunos lujos, como el de traer con él nada menos que al buen Randy de gira promocional por América Latina. Una forma, también, de seguir candidateándolo al Oscar, para el que ya era un ternado vitalicio, pero aún sin ninguna estatuita en casa. La pasamos muy bien con Randy en la nota, ya que en su maratón de entrevistas ante cronistas de cine era apenas una curiosidad que venia incluida en el paquete, por lo que nadie tenía mucha idea de quien era, y solo le preguntaban por Woody y Buzz. Cuando se dio cuenta que estaba ante alguien que tenia idea de quien era mas alla de Pixar, se animo y contesto todas las preguntas con muchas ganas, y mas también. Hablamos de su último disco por entonces, Bad Love, y también contó de su maldición con el Oscar, de su pésima intuición para los éxitos, de algún cruce que tuvo con Mark Knopfler como productor, de canciones como Political science, y hasta de Karl Mark, entre tantas otras cosas. Por eso, cuando se sento al piano, me pregunto con una sonrisa que tema quería escuchar. Porque estaba cansado de que le pidieran You’ve got a friend in me. Asi que me regaló Short people, que fue mi pedido, y durante cada segundo que Randy Newman lo tocó para mi –y para el fotógrafo—sentí que estaba en el cielo de los fans. Y desde ese cielo es que vuelve a sonar este clásico Cretino, que habla de gente pequeña con vocecitas pequeñas y pensamientos pequeños, y no esta hablando de los petisos. Sino de gente como los que hoy renuncian y también asumen, tipos pequeñísimos, basuritas. Gente chiquita/ que no tiene razones para vivir, como canta Randy y cantamos todos, desde el Música Cretina rescatado para esta navidad y fin de año que aún sigue esperando que hagan play en el link de aca al costado y suene completo, mas alla de pequeñeces, miserables y amarretes.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Gruff Rhys, "Post-apocalypse christmas"


Lamemos nuestras heridas/ para saciar el hambre

Así arranca el nuevo Musica Cretina de navidad, que en realidad no es nuevo, sino que es el primer rescate de esta temporada verano 16/17. Pero es que hace bastante que los tengo abandonados, mis Cretinos, y temí que esto continuase así indefinidamente, por lo que decidí que era mejor inaugurar de una vez la época de liquidaciones y rebajas cretinas. Este rescate estival de viejos exitos --o no-exitos, para ser consecuentes-- arranca con un no-programa de navidad, de la época en la que todavía salíamos al aire por FM La Tribu, ya lo escucharán quienes se permitan hacer play en el Mixcloud. El arranque esta a cargo del líder de los Super Furry Animals, desde un EP anti navideño, de título irrreprochable: Navidades ateas. Es la primera navidad después del apocalipsis/ la navidad del post apocalipsis, canta Rhys, y cantamos todos con el, por supuesto. Ya era hora.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Chuck Prophet, "Bad year for rock and roll"


Fue un mal año para el rock n roll/ quiero salir/ pero probablemente me quede en casa

El tema de este lunes feriado. O del fin de año. O del año, qué tanto. No importan las categorizaciones, es un temazo, punto. No puedo parar de escucharlo, una y otra vez. Es un tema capaz de, por ejemplo, hacerme volver a hacer un Música Cretina, algo que tengo --perdón, perdón-- un poco olvidado. Pero saco pecho porque el tema que me llama a la acción es de uno de mis cretinos. Lo acaba de postear el amigo Gonzalo Curbelo Dematteis, y me confesó que cuando lo puso en su muro pensó: el primer comment va a ser de Pérez. Y sí, cómo no hacerlo, si se trata de uno de los míos. Acá estoy, en mi traje de pelo de cabra/ mirando a Peter Sellers y pensando en vos/ me pregunto cómo es que todo va a terminar, canta este tipo al que vengo desde hace tiempo, y que viene rockeandola desde mucho antes. Chuck Prophet formó parte de Green on Red, el primer gran grupo de eso que se llamó el nuevo rock (norte)americano, que supo salvar a las guitarras de ahogarse en ese océano de teclados que fueron los ochentas, y legó al mundo una banda como R.E.M., que nos hizo pensar que no había que abandonar nada para conseguirlo todo. Prophet volvió a aparecer en mi mapa cuando sacó un discazo llamado ¡Let freedom ring! (2009), un New York de Lou Reed de los nuevos tiempos, grabado en Mexico DF, ni más ni menos. Y desde entonces no bajó el listón, disco tras disco. Entrevistado por la aparición de este temazo, anticipo del álbum Bobby Fuller died for your sins, es capaz de decir cosas como ésta: "Vivimos todos en un tiempo de agotamiento cultural. Muchas cosas parecen estar llegando a un final. Pero yo no estoy agotado. Trato de re-encantar al mundo de a un show por vez. No estoy seguro si el rock and roll puede hacer que la gente vote o sean amables entre si. Simplemente no he encontrado ninguna cosa que me pegue de la misma manera. Ni instagram, ni snapchat, nada se acerca a conjurar ese sentimiento. El de dos guitarras, un bajo y una batería". Así que los invito a poner play y play y otra vez play conmigo y el buen Chuck. Este fue un año de mierda para el rock and roll, ¿quién puede dudarlo? A despedirlo como corresponde. Rockeando, claro. Lo veo en tus ojos, no es demasiado tarde/ no tenemos que morir para alcanzar un lugar mejor.

viernes, 28 de octubre de 2016

Música Cretina 2016 #7

ESTO NO ES UN PROGRAMA

18-9-2016

Lado A

"No trates todo el tiempo/ de corregir mi vida"

1.- Sturgill Simpson, Welcome to Earth (Pollywog)
2.- Andrés Calamaro, No me vuelvas la espalda por eso
3.- Chrissie Hynde, Everyday is like sunday (Morrissey)
4.- Mark Kozelek, 2000 miles (Pretenders)
5.- Los Terapeutas, Hay cosas que no importan
6.- Aziza Brahim, Calles de Dajla
7.- Courtney Barnett, Nobody really cares if you don't go to the party

Lado B

"Volví para impedir/ que todo lo aprendido se muera"

8.- Chris Spedding, Silver bullet
9.- Varias Artistas c/Julieta Brodsky, Marcial
10.- Adam Green, Someone else's pain
11.- Spain, For you
12.- Palo Pandolfo y La Hermandad, Un reflejo
13.- Case/Lang/Veirs, I want to be there
14.- Sr. Chinarro, Efectos especiales

miércoles, 26 de octubre de 2016

The Pretenders, "Everyday is like sunday" (Morrissey)


Buenos dias, miercoles nublado. Como dijo alguien por ahi: Che, primavera, si no te haces cargo de que sos primavera, las cosas se van a poner fuleras. Yo voy a poner mi granito de arena: ¿se acuerdan que hay un nuevo Musica Cretina? Estoy seguro de que se los dije. Pero no importa, lo vuelvo a decir. Hay un nuevo no-programa, acá abajo tienen el link para escucharlo enterito, ¿qué están esperando? Y como ya hablamos del tema de Sturgill Simpson que abre el Lado A, y tambien del que le sigue, uno de Andrés Calamaro, hablemos del que viene a continuación: la buen Chrissie Hynde haciendo una versión en vivo de lo que ella anuncia como su tema preferido de Morrissey. No lo encontré en vivo, así que compartamos su grabación con The Pretenders. Espero que lo disfruten tanto como yo. Cantemos todos, con los brazos hacia las nubes: "Esta es una ciudad costera, que se olvidaron de clausurar. Vení, apocalipsis. Vení, bomba nuclear".