miércoles, 14 de mayo de 2014

Fricción, "Para terminar"


Me asusto/ cuando un vicio da placer/ quitando calma

Allá lejos y hace tiempo, conocí a Richard Coleman gracias al Rafa Hernández. En aquellas noches de Piso 93, el dionisíaco Richard era al que llamábamos para hablar del mito de Apolo y Dionisio, u oficiaba de nuestro especialista en traducciones de William Blake para el programa. Por entonces Coleman acababa de sacar Para terminar, el segundo disco de Fricción, y creo que lo llegamos a estrenar en alguna de aquellas históricas trasnoches de la vieja Rock & Pop. Uno de los mejores discos de los 80, es el que tiene la tan comentada versión traducida de Héroes, pero a mí siempre me gustaron incluso más los temas originales del álbum, cuyo mito creció además porque tardó en ser editado en CD. De hecho, aún hoy creo que no ha sido editado como corresponde: al menos la edición que yo tengo tiene una tapa genérica, que une los dos discos del grupo y desprecia todo tipo de información. Con los años, Para terminar se fue transformando, al menos para mí, en el disco con el cual comparar la posterior producción de Coleman, y la última vez que hablé con él pude confiarle que con Incandescente, su último disco, estaba a la altura de aquella época. Me agradeció el elogio, pero se debe haber burlado en silencio del otro lado del teléfono. Porque, ¿quién es uno para decir semejantes cosas? Y menos aún para compararte impunemente con otras versiones de vos mismo. Supongo que me dejé llevar por un entusiasmo de fan. No importa. Aún hoy Para terminar me parece el gran disco dark y de pelos parados que nunca hizo Soda Stereo. No, no se puede amar con lástima. Un tema que hay que dejar que suene en la luz cada vez más invernal de este miércoles de abril. Y que también cierra orgullosamente el Música Cretina de esta semana...

No hay comentarios:

Publicar un comentario