domingo, 29 de abril de 2012

Belle and Sebastian, "Like Dylan in the movies"


Creo que fue mi amiga Ceci la culpable que una noche cenásemos con uno de esos cineastas freaks que tanto la entusiasman, un español encantador que nos contó de su fascinación por el desierto africano, ese que lo esperaba de brazos abiertos ahí nomás, cruzando el Mediterráneo. Cada vez que juntaba algún ahorro y tenía libres algunos días, hacia allá iba el amigo de la Ceci, a sentir en la piel el calor agobiante, la libertad, la nada, esa eternidad que es el desierto. Y a juntarse con sus amigos, los Tuaregs. El amigo de Ceci hablaba de otro mundo y otro tiempo, pero acá nomás, y eso fascina a cualquiera. Pero lo que nos atañe ahora es que de pronto señaló que todo bien con los Tuaregs, pero lo importante para ellos era saber si creías o no en Dios. Y en qué Dios creías. Y era una cuestión delicada. Podía haber armas desenvainadas según la respuesta. “¿Qué responderías si te lo preguntasen?”, me largó el amigo de la Ceci, sin decir agua va. “Que yo creo. Pero en Dylan”, le respondí casi sin pensar. “Pues tal vez te vaya bien”, me dijo, y lanzó una carcajada. “Es que los tuaregs son también grandes bromistas. Así que en una de esas disfruten de tu respuesta”. Creyendo en Dylan, también, es que salió este Música Cretina. Para celebrar el fin de semana en que él –así, con minúscula, tampoco tanto— se sube a un escenario en esta ciudad. A modo de invitación a escuchar el programa completo, así es como comienza: con unos jovencísimos Belle and Sebastian cantando eso de si te siguen, no mires hacia atrás, como Dylan en el cine

sábado, 28 de abril de 2012

Musica Cretina 2012 #1

ESTO NO ES UN PROGRAMA

14-4-2012

Lado A
“Tengo el sol de frente/ por toda la ciudad”

1.- Rover, Lou
2.- El Cuarteto de Nos, Cuando sea grande
3.- Chuck Prophet, The left hand & the right hand
4.- Coki Debernardi, Un millón de dólares
5.- Alex Chilton, All I really want is money
6.- Baxter Dury, Trellic
7.- Dani Umpi, Porvenir

Lado B

“Solamente puedo recordar/ algo que mi alma no ignore”

8.- Hanni El Khatib, Fuck it, you win
9.- 107 Faunos, El tigre de las facultades
10.- Patti Smith, April fool
11.- Manuel Moretti, Señal que te he perdido (Calamaro)
12.- Dr John, God’s sure good
13.- Mister, Nocturno sobre el viejo de ojos distintos

Link de descarga:
http://rapidgator.net/file/9508846/mc2012_1completo.mp3.html


Backup:
http://www.mediafire.com/?44emg9vf20ckt01

Tangled up en el Gran Rex

Ese viejito. 71 años tiene Bob, y toca el órgano y hace monerías. Así estuvo toda la noche de ayer, en su segundo show en Buenos Aires. Con la luz en la cara, la suya y la de sus músicos, de abajo hacia arriba, dibujando sombras en la pared del fondo. Bob y su órgano. Tocaba con una sola mano y la otra se la ponía en jarra. Era Chaplin Bob. Fue Tom Waits, también. Y claro, siempre Bob Dylan. El Oscar ahí, a su izquierda. Y a su derecha se esforzaba una banda blusera, rockera, lo que hiciera falta. Una banda que lo miraba divertida, atenta, al pie. Piano y armónica, y apenas algo de guitarra. Eso tocó Bob anoche. Y mas que nada, cantó con increíbles ganas –de hacerse entender, al menos– muchas de sus mejores canciones. Cuando al cuarto tema fue posible reconocer Tangled up in blue –¡por momentos la actuó y todo!–, agradecí al cielo que me hubiese tocado la lista que mas me había gustado de las que venía viendo en su site que estaba haciendo. Dos canciones después se le entendió eso de Están vendiendo postales del ahorcamiento y quedó claro que Bob quería dejarnos contentos. De hecho, a la salida nos abrazamos con unos amigos, celebrando el encuentro y el buen concierto que habíamos visto, al grito de: “¡Demagogo! ¡Devuelvan la plata!” Pero justamente Desolation row no fue el mejor ejemplo de ese estado de ánimo, porque a la mitad del largo tema se aburrió un poco, y ya estaba ladrando la letra. Supo ser encantador con Simple twist of fate, ferozmente blusero en el extenso The levee’s gonna break, deslumbró al deshacer y volver armar Love sick, y ese final con Ballad of a thin man, Like a rolling stone y All along the watchtower dejó con la boca abierta a todos los presentes, que no sabían muy bien lo que les estaba pasando. Si hasta hubo un bis con una impensable Blowin’ in the wind, una canción que es decididamente menor al trío que acababa de rematar la faena. Generoso Bob, didáctico Bob, cruel Bob, entregándole al público lo que supuestamente quiere y al mismo tiempo dejando en claro cómo fue que dejó atrás tan velozmente semejante repertorio. ¿Fue el mejor show de Dylan en Buenos Aires? Los de Obras fueron más rockeros, los de River con los Stones más significativos, el de Vélez algo lejano y frío. El Gran Rex es el Gran Rex, después de todo. Y cuando escuché Temprano en la mañana el sol estaba brillando –¡y juro que lo entendí!– supe que iba a ser una noche para recordar. No esperaba emocionarme tanto, deslumbrarme tanto, divertirme tanto. Recordar tanto ese Canciones 2 de editorial Espiral, con el que empecé allá lejos y hace tiempo a entender a un artista llamado Bob Dylan, que sigue siendo tan Bob y también tan Dylan, por cuarta vez en Buenos Aires, a los 71 años. 

jueves, 26 de abril de 2012

Trembling Bells & Bonnie 'Prince' Billy, "I made a date (With an open vein)"


Ahora que parecen venir todos, ¿para cuándo Bonnie ‘Prince’ Billy? Si, ya se. Todos, lo que se dice todos, aún no vinieron. Falta Leonard Cohen, por ejemplo. Y que alguien traiga a Springsteen, por favor. O a Neil Young. Y cada uno tendrá su lista. Pero si hay un músico al que no dejo de tener primero en la mía  es al nuevo ‘Prince’, también conocido –aunque casi nunca desde la tapa de sus discos—como Will Oldham. De alguna manera ya anduvo por estos lares, en el Bafici, protagonizando una maravilla llamada Old joy. Pero no es lo mismo, claro. Por mucho Palace Brothers que valga, reconozco que recién le empecé a prestar atención cuando cambió de nombre. Prestar atención, igual, es sólo una forma de decir. Porque en realidad directamente me voló la cabeza con ese I see a darkness que tan bien versionó nada menos que Johnny Cash. A partir de entonces no tiene un disco malo. Y eso que no para de editar discos. El último lo hizo junto a los Trembling Bells, unos escoceses herederos de Fairport Convention y la Incredible String Band. La hermosa voz de su cantante Lavinia Blackwall protagoniza el breve y casi a capella tema de The marble downs que sigue hechizando desde el Música Cretina de esta semana, My husband’s got no courage in him. Como no lo pude encontrar online, acá va esta otra muestra de lo que son capaces juntos, los Trembling Bells y Bonnie ‘Prince’ Billy. ¿Y si vienen a presentar este disco? Como cantó el poeta: pueden venir cuantos quieran, que serán tratados bien.  

miércoles, 25 de abril de 2012

Xoel López, "Por el viejo barrio (plegaria)"


Un hermoso tema de Atlántico, el esperadísimo nuevo disco de Xoel. Con la música que le apareció de andar por estos pagos. Suena acá al lado, claro... entre Dylan y Candi Staton, ¡pavada de vecinos! Y para quienes quieran saber mas de Xoel, la nota de aquí abajo es de cuando empezó con su viaje
….
“Ahora estoy componiendo mucho menos, antes me pasaba el día anotando ideas en un cuaderno”, confiesa. “Es que era un poco obsesivo, realmente. Pero ahora, si de pronto pienso en algo que puede ser un tema, pues lo dejo pasar. Estoy siendo un poco más exigente, poniéndome a prueba, y no sé qué va a pasar”, cuenta y su sonrisa se ensancha. Vaya uno a saber si es por todo lo que ya dejó atrás o por todo lo que está por venir. Aunque seguramente sea por ambas cosas. Seguir leyendo

martes, 24 de abril de 2012

Dino, "Autobiografía Nro 2"


Mis lejanos quince años/ la calle Constitución/ los discos viejos de Presley/ mi jopo y mi chaquetón/ luego como dice el tango/ otarios, luces y alcohol/ iba quemando mis barcos/ tratando de ser mejor

Otro clásico Cretino, realmente. Por eso se cuela en el no-programa de esta semana (entre la piel de gallina de los Trembling Bells con Bonnie 'Prince’ Billy y la emoción de los Drive-By Truckers). Es uno de mis temas preferidos de la música uruguaya, casi un gusto personal nomás. Cuando el año pasado Dino lo tocó en su admirable show en Espacio Guambia, allá en Montevideo, nunca antes lo había escuchado en vivo. Me dio mucha bronca la poca gente que había viéndolo. Y eso que el tipo está intacto. Me emocioné grosso. Por suerte tenía cerca al amigo Garo Arakelian, que entiende. No lo trasnocheen mucho, que puede ser duro. Qué grande Dino. Buenas noches.

Candi Staton, "I'll drop everything and come running"


Se que tenes a otra, nene/ y yo tengo otro también

Nada mejor que escuchar a Candi Staton para empezar el día. Dejaré todo y vendré corriendo promete la Staton, que hace poco hizo un álbum de regreso, con una ayudita de Merle Haggard, integrantes de Lambchop y nada menos que Will Oldham Pero este es uno de sus clásicos, recien reeditado en el infaltable doble Evidence: The Complete Fame Record Masters. Según la wikipedia, Candi se hizo famosa en los setenta por algun hit dentro de la fiebre disco, pero también por su versión del clásico Stand by your man. Bueno, la reina de Southern Soul acá canta justamente todo lo contrario. Nada de quedarse paradita como una estaca junto a su man, Candi parece ser una señora que sabe lo que quiere. No por nada a esta altura es un clásico también de Música Cretina. Y este tema suena también en el no-programa de esta semana, más precisamente entre un estreno del nuevo disco de Xoel López y una mágica grabacion encontrada de Leo García acustico en algun viejo si-programa de Supernova.

lunes, 23 de abril de 2012

Escuchando a Levon Helm, por Joe Henry

"Levon entró en mi vida cuando era lo suficientemente joven como para no tener noción de que mi puerta necesitaba un guardián; así que danzó dentro y fui completamente vulnerable a su estridente y poderosa alquimia, y me cambió. Como un niño empujado hacia el servicio religioso cuando su edad se cuenta aún con un solo dígito, siempre miré entregado hacia Levon Helm como el sabio de mi iglesia... un diácono que recitaba nuestro gospel; que se mecía y cantaba al tiempo gracias a la gloriosa iluminación de su poesía salvaje y elástica. De la misma manera en que su gran amigo y a veces jefe Bob Dylan unió los puntos entre Jimmy Reed, Arthur Rimbaud y Muhammad Ali, Levon dibujó una segunda línea que incluía a Howlin’ Wolf, la hermana Rosetta Tharpe, y Hank Williams, todos bailando frente a la misma fiesta fúnebre en New Orleans". Seguir leyendo

sábado, 21 de abril de 2012

Drive-By Truckers, "Danko/Manuel"


¿Podés escuchar esas voces?/ Suenan como oro/ Tal vez sólo las escucho en mi cabeza/ Quince años atrás éramos los dueños de ese camino/ Ahora en cambio nos camina a nosotros

Hace ya unos años, una banda norteamericana injustamente ignorada por este lado del mundo, llamada Drive-By Truckers, editó su primera gran obra, The Dirty South (2004). Quinteto de tres guitarras tres, devenido últimamente en sexteto al agregar teclado a su formación con bajo y batería, con un primer disco editado en 1998 y los más recientes siempre infaltables entre los mejores discos del año dentro del rock anglosajón, los Truckers honraron mejor que nadie a dos leyendas del alt-country –antes que llevase semejante nombre, claro–  como el bajista Rick Danko y el pianista Richard Manuel, miembros fundadores de The Band, con un tema incluido en ese álbum, titulado sencillamente Danko/Manuel. Si sólo hubiesen pasado por el mundo de la música como The Hawks, la banda canadiense que acompañó a Dylan en su gira mundial de abucheos con la que electrificó para (casi) siempre su música, hubiesen tenido un lugar reservado en el panteón de los grandes. Pero como The Band, esa banda que siempre fue mucho más que el grupo de Robbie Robertson, se ganaron ese lugar por derecho propio. Manuel se ahorcó en un hotel en Orlando, después de un show, en 1986, y Danko murió durmiendo, también durante una gira, en 1999. Con la llorada muerte del venerado Levon Helm –mucho más que el baterista de The Band– esta semana, ahora este tema de los Truckers sirve para recordar a los tres juntos, zapando con ganas en eso que algunos llaman cielo.

Beck, "Leopard-skin pill-box hat"

Le pregunté al doctor si podía visitarte/ Es malo para tu salud, me dijo/ Desobedecí sus ordenes y vine a verte/ Pero en cambio lo encontré a él

Como lo viene haciendo Bob Dylan en los tres shows que ha hecho hasta ahora en esta gira, el flamante Música Cretina de este fin de semana arranca con su Leopard-skin pill-box hat. Pero en su versión mercurial, la de Blonde on blonde (1966). Sin embargo, como el viejo Bob (o simplemente Columbia Records, vaya uno a saber) vigila con mano de hierro su catálogo, es imposible encontrar en youtube sus versiones originales. Por eso, para celebrar su inminente llegada y tambien para invitarlos a escuchar el nuevo Musica Cretina (musicacretina.blogspot.com) aqui va el cover que hizo Beck Hensen, para el compilado de War Child - Heroes Vol 1 (2009), que supo ser todo de versiones.

miércoles, 18 de abril de 2012

Alex Chilton, "All I really want is money"



La historia es mas o menos asi: Alex Chilton había conseguido un numero uno al frente de los Box Tops con apenas 16 años, pero no lo sentía suyo. Su carrera era dirigida con mano de hierro por Dan Penn, y lo único que siempre quiso fue escapar. Apenas cantó piedra libre, grabó como solista en 1970 las sesiones que incluyeron el celebratorio tema Free again ("Soy libre otra vez/para hacer lo que quiero"), pero sólo pudo continuar con su carrera como parte de Big Star. Aquellas sesiones tardarían un cuarto de siglo en ver la luz, y acaban de ser reeditadas. De ahí sale este mugriento Todo lo que realmente quiero es dinero, que en el Música Cretina del pasado fin de semana “conversa” con el Millón de dólares de Coki Debernardi. Tengo debilidad por las canciones de a pares. Algunas parejas en mi cabeza son medio inseparables, como Cocaine decisions de Zappa con Decisiones apresuradas de Paez, por el tema Malvinas. O Money de los Beatles y el Monei del Cuarteto de Nos, por ejemplo. Esta pareja, en cambio, no es tan definitiva. Se me ocurre mas de un tema para que se meta en la discusión, como It’s money that matters, de Randy Newman, ponele. Pero Coki y Chilton, en dos versiones perdidas y recuperadas, son las que terminan resonando de particular manera en estos últimos dias de oro negro

domingo, 15 de abril de 2012

Hanni El Khatib, "Fuck It. You win"


Llamame por teléfono, ¿por qué no?/ Espiame en mi casa, ¿por qué no?/ Enemistame con mis amigos, ¿por qué no?/ Mordeme en la nuca, dejame seco/ La puta madre, ganaste/ Ganaste, mi amor

Cuando se lee recomendado el nombre de Hanni el Khatib al pasar en algún comentario (yo lo pesqué por primera vez en un compilado de la Inrocks francesa), es inevitable no remitirse, casi pavlovianamente, a tules revoleados al ritmo de la música o gorros frigios y bigotes contundentes. Y llegar incluso a sorprenderse por cómo resulta cada vez menos difícil encontrar publico curioso al que se le haga agua la boca por el sonido del nuevo africano de turno. Pero antes de ponerse a brindar por el cambio de los tiempos y tantas cabezas abiertas a esos otros mundos más allá del rock del primero, apenas una escucha de la música del artista en cuestión obliga a borrar con el codo todo lo escrito anteriormente. De ascendencia palestina y filipina, Hanni El Khatib se crió en San Francisco con un skate siempre cerca y se instaló en Los Angeles para intentar hacerse un lugar a fuerza de un sonido de rock crudo y marchoso, claro deudor de White Stripes y Jon Spencer. Según parece, su celebrado debut Will the guns come out (2011) sólo pavimenta el camino para un inminente segundo opus que será producido por Dan Auerbach, de Black Keys. Mientras tanto, podemos saltar y cerrar los puños al ritmo de esta contundente canción de desamor, de odio, de bronca y derrota, que funciona como la mejor apertura para el lado B del primer Música Cretina del 2012. 

Homenaje a un elefante asesinado por un Rey


I
No existe el idioma de los elefantes porque hay cosas que no se hablan.

Los paquidermos no son tan raros como parecen en los zoológicos.
Antes había elefantes en Sudamérica,
antes del hambre, habían muchas cosas en el fondo del bosque.
Yo me acuerdo un poco, no tanto porque era muy niño y de otro color.

II
Para matar a un elefante hay que dispararle por el ojo porque su piel es muy gruesa.
Entonces, para matar a un elefante hay que mirarlo a los ojos, reflejarse en esa babita africana / El elefante no comprende la muerte porque todo en él es memoria y la muerte está en el futuro, como una banderita de ningún país.

III
Los reyes matan elefantes, venados e indios.
Te podrían matar a ti por ser tan venado o por ser tan india, no sé.
Te escribo para decirte que te cuides porque los reyes católicos salieron con un rifle otra vez.

Dani Umpi, "Porvenir"



Y mientras tu espalda amanecía/ la furia desaparecía/ los fracasos aprendían su lección/ y aquello que aceptabas de callada/ te agarraba preparada/ y decias: no, no, no

Asomando en los últimos no-programas del año pasado y también en el primero de este año, Porvenir es uno de los últimos hits de Música Cretina. Es una manera de celebrar el regreso del Dani Umpi pop, el de Perfecto (2005), el de himnos de iniciación o redescubrimiento como Mucho para dar o Nueva generación. El flamante Mormazo (2011) recupera ese espíritu, justo cuando se empiezan a leer notas --al menos yo leí una en la Brecha, cuándo no-- que celebran sus acusticazos, pero sólo para marcar cancha y dejar en claro que para ellos es mejor músico ahí y no en su vertiente pop, como si escuchar sentado fuese mejor que escuchar saltando. Yo lo prefiero a Dani rompiendo cadenas, como deslumbró en el bicentenario uruguayo. Y regalando himnos que te hacen cantar y, por qué no, bailar.  

sábado, 14 de abril de 2012

Chuck Prophet, "The left hand and the right hand"


No me digas que no querés mi amor/ No me digas que no necesitás mi amor

Una versioncita acústica de uno de los mejores temas de Temple Beautiful, el hermoso nuevo disco de Chuck Prophet dedicado a la ciudad en la que creció, San Francisco. Prophet era uno de los integrantes de Green on Red, una de las bandas que arrancaron eso del Nuevo Rock Americano en los 80, de donde terminó saliendo R.E.M., por ejemplo, derechito a conquistar el mundo. Por aquellos años, al menos, eran una isla de guitarras en medio de un océano de teclados. Prophet siguió con su carrera solista, pero fue el downloading lo que me permitió volver a descubrir su pista. En eso estaba cuando un par de años atrás saco un discazo, ¡Let freedom ring!, grabado en México, con un gran sonido onda Lou Reed circa New York (Los oyentes de aquel Música Cretina del 2010 deben recordarlo, porque se lo nombró mucho en el programa. ¡A Strass le quemé el bocho!). Lo escuché tanto, que me compré el compact y todo. Cuando Prophet anunció un nuevo disco tan rápido, por supuesto que lo seguí en el viaje, aunque pensaba que iba a ser más de lo mismo. Y no: es aún mejor. En los últimos programas del año pasado ya asomó uno de los temas de Temple Beautiful, y la versión del disco de The left hand and the right hand --la que suena en este primer programa del 2012-- la rompe. Ah, mi momento preferido es cuando grita después del estribillo, antes de la armónica y el crescendo de la guitarra. ¡Don't tell me you don’t want my love! ¡My love! ¡Eh!

La Puntería, por Manuel Rivas


"Gila nos enseñó a detestar esa clase de humor basado en la burla de la desgracia ajena, sobretodo en su monólogo sobre las fiestas populares en las que el disfrute es el maltrato animal. Se empieza arrancando cabezas de pollo y se termina descabezando a algún vecino. El relato de Gila culminaba con un tremendo disparo a los pies de la historia: 'Bueno, me habéis matado al hijo, ¡pero lo que me he reído!"


Iba a agregar que, además de El Roto, lo único entero que tiene El País son las columnas de Manuel Rivas que salen los sábados en contratapa, pero como no las ponen online, es difícil darse cuenta. ¿Será casualidad que al único columnista que se carga sin dudar al neoliberalismo y no incurre en las simplezas analíticas del diario no le publiquen online las columnas? Seguro que si, no es cuestión de pensar tan mal. Pero acá va la de este sábado, a la que se le puede dedicar el mejor elogio posible: ¡Pero si no parece una columna de El País!

La vida es lo que te pasa mientras estás encerrado en un baño

“Pensé que era una película muy localista, y que no se entendería fuera de España, porque los diálogos hablan de Adolfo Suárez, de ETA, de Franco... Cuando comenté esto en la presentación de la película en Uruguay, una mujer me preguntó: ‘¿Por qué dice semejante estupidez? Tampoco conozco el código samurái, y eso no significa que no pueda comprender Rashomon”. Seguir leyendo
..........
El sábado pasado fui a ver a mi rocker preferido durante mi interminente pero habitual fin de semana en Montevideo, y me encontré que estaba en la fiesta de cierre del Festival de Cine. Pensé que iba a ser como en Buenos Aires, lleno de gente hasta reventar, buscando siempre otra cosa que la que habia allí, pero no. Eramos apenas los suficientes para enfrentar el frio, y terminarnos la cerveza gratis solo cuando también se había terminado la musica. De mas está decir que Tabárez la rompió como siempre, y con Anita hicimos mover la primer fila de butacas, rockeando sentados, menudo espectáculo patético y decadente. Ah, pero cómo nos gusta. Confieso que disfruté el detalle de que el ET cantase eso de "todo va a salir peor/ de lo que te imaginabas/ el futuro es tan vulgar/ que al final no te dan ganas" ante un auditorio de entusiastas asistentes a un Festival de Cine. Pero enseguida me acordé que estabámos en Montevideo y no en Buenos Aires, que tal vez allá sí se merecieran semejante recordatorio en plena noche supuestamente festiva. Pero me estoy yendo por las ramas. Lo bueno de los festivales son los encuentros, y ahí estaba David Trueba, simpático como siempre. Fue bueno reencontrarlo, aunque mas no sea por un rato. La magia del Montevideo nocturno nos llevó hasta La Ronda, obvio. Y después de pasarnos nombres de grupos y solistas musicales, que cada uno anotó, solícito, en un pedazo de papel que vaya uno a saber por dónde anda, nos perdimos en nuestras vidas. Lo que me avisó que David estaba en Montevideo fue una entrevista en Brecha, que leí justo antes de cruzármelo. Y lo que me recuerda aquella noche es esta otra entrevista, que salió hoy en El País, una semana después de que la vida ha vuelto a ser la de siempre...


viernes, 13 de abril de 2012

Rover, "Lou"

Así comienza mañana el primer Música Cretina del año. Les presento al francés Timothée Reginer, alias Rover. Un extraño trotamundos criado en El Líbano, con una infancia pasada en Nueva York. Confiesa por ahí haber imaginado el proyecto de Rover luego de perderse en Berlín, y más tarde lo concretó en Gran Bretaña. A fin del año pasado salio un primer EP, y este año el debut, titulado simplemente Rover (2012).

jueves, 5 de abril de 2012

A 18 años de la muerte de Kurt Cobain

CARTA PARA KURT COBAIN, por Douglas Coupland

Viernes 8 de abril de 1994

Querido Kurt:
Estaba en Seattle, el 4 de marzo de 1994, cuando escuché las noticias: que estabas en Roma, que habías bebido demasiado champán, demasiados sedantes, Rohypnol, que estabas enfermo. Lo que sea. Estabas en coma. Yo viví en Italia en 1984, y recuerdo que los farmacéuticos de allá venden los sedantes como si fueran caramelos. Así que las noticias sonaban creíbles.
Representantes de la compañia discográfica de David Geffen seguían entregando la misma noticia a los medios, seminoticias: Kurt abrió los ojos, Kurt movió su mano en respuesta a su nombre. Pero nadie en Seattle se sentía como si hubiera alguna noticia real. O estás en coma o no estás en coma.
Todo tipo de rumores y comentarios recorrían la ciudad. Al final era siempre lo mismo: No, Kurt aún está en coma... creo. Reuters admitió que los previos informes sobre tu salida del estado de coma eran incorrectos.
La respuesta reflexiva de todo el mundo era bromear sobre todo el asunto, pero finalmente no podíamos. Dentro de nosotros hay discos de 33 1/3, y hacer una broma sobre vos era lo mismo que pasar una aguja por ese disco, la ironía estaba descartada. Hacíamos bromas, en cambio, sobre las compañías discogr ficas y sobre ambulancias italianas y sobre comida de hospital, pero nunca sobre vos. La radio pasaba tus canciones una y otra vez, siempre con la misma noticia: no hay noticias.
Alrededor de las tres de la tarde tuve que conducir por la ruta interestatal número tres, desde el centro de la ciudad hasta Kent, pasando frente al KingDome, donde una vez en los setenta fui a ver a Paul Mc Cartney y los Wings. Justo entonces en la radio sonó tu tema, "Dumb". Observé un grupo de cerezos que, engañados por alguna primavera temprana, ya habían florecido. Comencé a llorar.
.......